Oración al Gran Poder

Los rezos y oraciones al Gran Poder.

Oración al Gran Poder, del Beato Fray Diego José de Cádiz

Admirable Jesús mío. Dueño, Señor y Creador del Universo, en cuyas sagradas manos depositó vuestro Eterno Padre todas las cosas con una potestad absoluta y un poder ilimitado sobre todas ellas en el cielo y en la tierra. Redentor mío amabilísimo, que para bien mío quisisteis cargar sobre vuestros lastimados miembros esa pesadísima cruz de mis excesos, y llevarla con inmensa fatiga hasta el Calvario, formando de ella espada contra mis enemigos, escudo para mi defensa, vara de virtud para mi remedio, báculo para mi dirección, arca para mi seguridad, árbol para mi protección, columna para mi firmeza, precio para mi rescate, sello para mi libertad, y llave del cielo para mi salvación. Maestro mío sapientísimo, que tomando en vuestra mano ese libro de la vida me enseñáis en él las importantes lecciones de todas las virtudes, inclinad piadoso vuestros oídos a la voz humilde de mis ruegos para concederme el favor que particularmente os pido en esta novena, si fuese de vuestro agrado; y principalmente la imitación de vuestros ejemplos, negarme a mi mismo, tomar la cruz que vuestra Providencia señale, y seguiros fielmente con ella toda mi vida, para merecer de esta suerte vuestros eficaces auxilios y la gracia final, con que sea digno de los eternos gozos de vuestra vista y posesión en la bienaventuranza. Amén.

Padre Nuestro Gran Poder, de Antonio Rodríguez Buzón

Padre Nuestro Gran Poder,
danos tu paz amorosa
y tu cruz en cada cosa
que nos quieras conceder.
el pan nuestro merecer
al filo de cada día,
el alcanzar la alegría
de tu divino consuelo,
y el ir de Sevilla al cielo,
después de nuestra agonía.

Oración al Gran Poder, de Ángel Moreno Sancho Pbro

Señor, Tú que lo puedes todo, si Tú quieres, puedes fortalecerme en mi fragilidad.
Señor, Tú que lo puedes todo, si Tú quieres, puedes perdonar mis culpas y pecados.
Señor, Tú que lo puedes todo, si Tú quieres, puedes conducirme por el camino del bien.
Señor, Tú que lo puedes todo, si Tú quieres, puedes mantenerme en tu voluntad.
Señor, Tú que lo puedes todo, si Tú quieres, puedes hacerme oír tu llamada.
Señor, Tú que lo puedes todo, si Tú quieres, puedes curar la ceguera de la duda.
Señor, Tú que lo puedes todo, si Tú quieres, puedes mantenerme en tu servicio.

Señor, aquí estoy, mándame.
Señor, aquí estoy, hágase en mí según tu voluntad.
Señor, aquí estoy, no apartes de mí tu mirada.
Señor, aquí estoy, déjame sentir tu mano bondadosa.
Señor, aquí estoy, que nunca me olvide de estar en tu presencia.
Señor, aquí estoy, me basta con saberme a tu lado.
Señor, aquí estoy, déjame sentir tu fuerza.

Señor, gracias por ir delante de mí con tu Cruz.
Señor, gracias por adelantar tu paso.
Señor, gracias por asumir en tu rostro mi necesidad.
Señor, gracias por el apoyo que siento en tus manos.
Señor, gracias porque me dejas volver a ti, sin dominarme.
Señor, gracias por encontrarme en tu rostro con tantos que sufren.
Señor, gracias por esperarme siempre.

Gran Poder, supremo monarca

Bendito Jesús del Gran Poder,
brazo fuerte que todo lo puede,
Supremo monarca, Hijo del Eterno Padre.
Siempre en ti confío, contigo no temo nada
Pues eres mi esperanza, oh mi buen Jesús
Creo en que nunca nos olvidas ni desamparas,
Creo en tu bondad y misericordia,
Por ello te doy todo mi amor y mi devoción.

Jesús dulcísimo, colocado a la diestra de Dios Padre,
Tú que eres tierno, justo y compasivo,
Que no dejas nunca, mi amado Jesús, de ayudar y favorecer
A los que con sencillez y esperanza acudimos a ti,
te ruego atiendas mis suplicas.
(Pedir con fe lo que se desea conseguir)

Jesús mío, Señor del Gran Poder,
te he presentado humildemente
Mis necesidades y mis dificultades,
por favor escucha mi súplica,
Dame la mano de tu gracia
para que logre alcanzar mis anhelos,
Abrázame con tu amor
y responde al pedido de mi alma.

Jesús infinitamente bueno y poderoso,
mi Señor y Rey, por tu misericordia,
por tu Sagrada Sangre derramada
Y por toda tu Pasión,
dame tu milagrosa mano en mis caídas
Y trasmíteme tu sabiduría para corregir mis defectos.
Hazme poseedor de las virtudes de tu Pasión y Muerte
Para que haciendo yo buena vida en este mundo,
Alcance a verte resucitado y glorioso en la vida Eterna,
Para alabarte por siempre, en compañía de tu Santísima Madre,
De todos los Santos y de Los Ángeles del Cielo.
Amén.

Devocionario del Gran Poder

Editado en el año 2019, recoge oraciones y rezos cristianos del Gran Poder.

Oración a Jesús del Gran Poder
Devocionario al Gran Poder